Fecha de creación:  Agosto 2017.

Crisis económica y pesquera en la zona costera de Tabasco

Al hacer una búsqueda de la frase ”crisis petrolera Tabasco”, Google© arroja 28,500 resultados, que dan cuenta de noticias y eventos acerca de la incertidumbre que provocan los bajos precios del petróleo, los despidos en Petróleos Mexicanos (Pemex), y la cancelación de contratos petroleros.

 

La caída del Producto Interno Bruto (PIB) estatal en 2016, y en lo que va de 2017, es casi de la misma dimensión que en las crisis nacionales que tuvimos en 1995 y 2009, la diferencia es que ahora en Tabasco no hemos visto un crédito como el que gestionó el expresidente norteamericano Bill Clinton para México en 1995 —a cambio de acceso privilegiado a nuestro petróleo— o el dinero fácil que la Reserva Federal de EUA o el Banco de México pusieron en circulación para salir de la crisis.

 

El Estado mexicano ha hecho varios esfuerzos para apoyar a Tabasco, de los cuales, seguramente, veremos algunos resultados, por ejemplo: incluirnos en el programa de Zonas Económicas Especiales, en el corredor Coatzacoalcos-Ciudad del Carmen, o la idea de mejorar las condiciones para la contratación con contenido nacional en la Reforma Energética. El mayor esfuerzo, al ras de la tierra, y con buenas posibilidades de detonar el desarrollo de la región costera, fue la emisión del decreto del 11 de octubre del 2016 (DOF, 2016); que redujo las zonas de seguridad para la navegación y sobrevuelo en las inmediaciones de las instalaciones petroleras o plataformas, para incrementar el aprovechamiento integral y sustentable de los recursos pesqueros y acuícolas en zonas marinas.

 

Con ese decreto, el Estado mexicano cumplió una añeja solicitud de los pescadores, al recuperar zonas de pesca, ubicadas alrededor de cada plataforma petrolera instalada en el Golfo de México, a las que no tenían acceso desde 2001. La noticia fue anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto el 10 de mayo de 2016, y el decreto se emitió el 11 de octubre del mismo año (CONAPESCA, 2016). La idea fue dar mayor acceso al sector pesquero tabasqueño para que lograran mejores capturas, lo cual detonaría la producción marina. A diferencia de los efectos a largo plazo de las Zonas Económicas Especiales o la Reforma Energética, los efectos podrían ser inmediatos, más aún, cuando hay elementos que hacen suponer que las plataformas existentes han actuado como posibles arrecifes artificiales.

 

En resumen, con la apertura de las zonas de exclusión se esperaría un rápido impacto positivo en la captura de peces, por ello, en el marco del proyecto Pesca y el Petróleo en Tabasco revisamos los datos de pesca de huachinango (Lutjanus campechanus) en la costa de Tabasco. Seleccionamos al huachinango por ser una especie de importancia económica en la región y porque existen evidencias de que se beneficia de los arrecifes artificiales, que incidentalmente producen las plataformas petroleras (James y Kenneth, 2016).

 

Debido a que se esperaría un aumento inmediato en la captura, decidimos comparar el primer semestre del 2016 con el primero de 2017; es decir, justo antes y después del decreto. Gracias al apoyo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (SAGARPA), revisamos 1,674 registros del huachinango de los puertos en Centla (Frontera), Cárdenas (Sánchez Magallanes) y Paraíso (Villa Puerto Ceiba).

 

Los datos encontrados fueron desalentadores, especialmente para el municipio de Frontera, uno de los municipios más golpeados por la crisis, y con mayor captura de huachinango.  Ahí la pesca disminuyó un 37% con respecto a 2016.

 

La situación tampoco fue buena en Sánchez Magallanes. Ahí se captura menos huachinango que Frontera, y su pesca disminuyó en un 54%.

En Villa Puerto Ceiba es donde menos huachinango se captura, y la pesca disminuyó un 47%; aunque los meses de febrero y marzo dan cierta esperanza de mejora.

 

Ciertamente, aún no podemos asegurar que la disminución que presenta la pesca es por alguna situación relacionada con el decreto o la crisis petrolera en Tabasco, sin embargo, si atendemos los datos oficiales, podríamos afirmar que la crisis que estamos pasando en Tabasco incluye la disminución en la pesca. Ese decreto esperaba beneficiar al sector que estaba siendo afectado por las plataformas petroleras, pero quizá el sector pesquero tiene problemas más serios. Así, los beneficios del decreto no necesariamente fueron automáticos y tal vez se deben realizar mayores acciones y no solo esperar para ver el impacto de esta política en el día a día de los pescadores.

 

Este año iniciamos en ECOSUR el proyecto Pesca y el Petróleo en Tabasco (PePe) justamente con el fin de documentar las relaciones entre estos dos elementos, se puede conocer más del proyecto en http://www.pescaypetroleo.info/

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Alimento y Energía; la coexistencia entre pesca y petróleo en el Golfo de México

November 17, 2017

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic